spa

¿Qué es mejor, la calidad o la cantidad? Este es un debate permanente y que es muy importante en el desarrollo del trabajo en las pymes. No basta con producir productos y servicios por producir, en estos tiempos debido a la globalización del comercio, se debe ofrecer al mismo instante la cantidad y calidad que se necesita. Hoy en día el mercado es mucho más competitivo y hay cada vez más enfoque a atender las necesidades del cliente, es importante satisfacer los requerimientos del cliente  para así captar su atención y conseguir su fidelidad.

ISO9001 define calidad como “la integración de las características que determinan en que grado un producto satisface las necesidades del consumidor”.

Una buena forma de mantener la lealtad del cliente es proveerle la calidad en el producto o servicio que requiere, ofreciendo la seguridad y la capacidad que tiene el producto o servicio para cumplir las funciones especificadas.

Organizaciones que quieran lograr y mantener la cantidad y calidad, y quieran demostrar esto a sus clientes actuales y potenciales, pueden hacerlo mediante la obtención de la norma ISO9001.

El Sistema de Gestión ISO 9001 equipa a la empresa con una gestión y control continuo de la calidad en los procesos de trabajo, alcanzando un desempeño y servicios consistentes. Alcanzando el cumplimiento de los requisitos del cliente y en el logro de la satisfacción del mismo, mediante la medición de dicha satisfacción con la ayuda del propio cliente.

ISO9001 inculca que la medición de la satisfacción del cliente no es una tarea que se realice una sola vez, sino que ha de ser permanente y permita a la organización hacerse una idea de su progreso y de la eficacia de las acciones de mejora tomadas.

La razón de ser de una empresa es servir al cliente.

Share →