Aunque la empresa de parques temáticos no dejará en libertad a los cetáceos, porque a su juicio, ya no pueden adaptarse a la vida salvaje.

SeaWorld anunció que cancela su programa de espectáculos con orcas después de años de polémica, para brindar a los visitantes la posibilidad de tener experiencias más “naturales” con esos cetáceos.

SeaWorld asegura en su comunicado que toma esta decisión porque la “sociedad está cambiando” y recuerda que no ha capturado animales salvajes desde hace cerca de 40 años.

Las orcas de SeaWorld permanecerán en las instalaciones de Estados Unidos, con parques en Orlando (Florida), San Antonio (Texas) y san Diego (California), donde protagonizarán nuevos encuentros con los visitantes.

SeaWorld, vio cómo los números de visitantes a los parques descendían después del estreno del documental “Blackfish”, dedicado a la orca Tilikum, a la que se relaciona con la muerte de tres personas. Tilikum mató en 2010 a una de sus entrenadoras, muerte que se suma a otras dos en las que el animal estuvo relacionado antes de llegar al parque de SeaWorld Orlando hace 23 años.

Según la organización especializada About Whales and Dolphins, en diciembre de 2015 había 56 orcas en cautividad, de las cuales 23 fueron capturadas en los océanos y 33 son nacidas en cautiverio, en al menos 12 parques marinos en Argentina, Canadá, Francia, España, Rusia, Japón y Estados Unidos.

Share →